Aparece un nuevo líder sindical petrolero

Sie sind in: CESIGSA The Energy Company | Oil Field Services > Noticias > Aparece un nuevo líder sindical petrolero

Jorge Hernández Lira se presentó como dirigente nacional del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) y desconoció al líder histórico Carlos Romero Deschamps.

Con legajos avalados por sello notarial, la sección 34 del STPRM informó que el 19 de octubre realizó una asamblea en la sede de la Canaco en la Ciudad de México en la cual, se votó por un nuevo dirigente para defenestrar a Romero Deschamps, quien hasta ahora fue un dirigente espurio.

Con cautela, sin llamar en forma explícita a la movilización, quien se dice líder legítimo y legal de los petroleros expuso en rueda de prensa que el plazo para la toma de nota de su elección por parte de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social vence el 15 de marzo.

Si ello no ocurre, no descartó que el 18 de marzo, día de la conmemoración de la nacionalización del petróleo, los agremiados sindicalistas tomen las calles.

Este día, el despacho de la Secretaría General de los petroleros es aún ocupado por Romero Deschamps. 24 horas después de la asamblea en la que se eligió a Hernández Lira, el senador hizo una fiesta con marimba para celebrar su reelección y volvió a las oficinas que ocupa desde 1993, cuando fue electo por primera vez.

Los integrantes de la sección 34, la que convocó a la elección y reconoce a Jorge Hernández Lira como el dirigente, no se ha acercado a la sede del sindicato aún cuando para ello, no hace falta la toma de nota.

En 2008, hubo una intención similar para destituir a Romero Deschamps por agremiados del sindicato. En esa ocasión, la acción se tornó violenta y por lo menos 10 personas resultaron lesionadas.

Omar Toledo Aburto, quien se desempeñaba como administrador de plataformas marinas en la Sonda de Campeche, Ciudad del Carmen, ingresó a las oficinas del sindicato y gritó: “Estamos haciendo historia como nunca se había visto en la lucha de nuestro gremio, con sed de justicia reprimida, justicia democratizadora de nuestro sindicato, para tener estabilidad en nuestro empleo y la seguridad de nuestra familia. Romero Deschamps ya no será dueño de nuestras vidas”. Pero el líder volvió a salir a los medios para erigirse como dirigente nacional y ocupó otra vez sus oficinas.

Esta vez, la sección 34 desea esperar los tiempos legales y apuesta por la destitución paulatina del dirigente. En la rueda de prensa, Hernández Lira dejó claro que se mantiene tranquilo porque todas las autoridades involucradas están al tanto de su elección, resultado del 71% de la votación de las delegaciones.

En cuanto a la investigación del acaudalamiento de Romero Deschamps, expuso que respetarán el orden presidencial. Al primer mandatario le han enviado documentación que incluye las dos órdenes de aprehensión que durante el calderonismo se le fincaron, así como las razones de por qué no puede continuar al frente del sindicato. Los estatutos 124, 148 y 192 del gremio petrolero indican que un dirigente puede ser elegido una vez y reelegido otra. Además, no puede haber procesos judiciales en su contra.

En 1993, Romero Deschamps fue electo en una acción que analistas  interpretan como imposición del salinismo. Desde entonces, ha sido reelecto y se ha mantenido como dirigente de los petroleros. Para la presente legislatura, el PRI lo incluyó como senador de la República.

El expediente en su contra en la PGR data de 2002 por el presunto desvío de dinero del Sindicato para la campaña presidencial de Francisco Labastida Ochoa en contubernio con Rogelio Montemayor Seguy, ex director de Pemex. En 2005, la PGR le giró dos órdenes de aprehensión que no ejecutó.


Comparte esta página