Piden aplicar plan por derrame de crudo en Oaxaca

Vous êtes dans: CESIGSA The Energy Company | Oil Field Services > Noticias > Piden aplicar plan por derrame de crudo en Oaxaca

SALINA CRUZ, OAXACA (20/AGO/2012).- Pescadores de alta mar, autoridades de Salinas del Marqués, Playa Brasil, Guelaguichi y La Escondida, así como restauranteros, exigieron a la Secretaría de Marina (Semar) que aplique el Plan de Contingencia para controlar el derrame de petróleo crudo suscitado tras el hundimiento de la monoboya número 3, propiedad de Pemex, en aguas del Pacífico.

En un comunicado difundido este lunes, los afectados por el derrame de crudo, que avanza en la superficie marina y en las playas, señalaron que “la contaminación afecta seriamente el entorno marino que nos rodea, en perjuicio de nuestras actividades pesqueras, turísticas y de servicios” y cuestionaron por qué no se aplicó el Plan de Contingencias y por qué se pretende minimizar la gravedad del desastre ecológico.

Las autoridades de Salinas del Marqués, Playa Brasil, Guelaguichi y La Escondida, que pertenecen a los municipios de Salina Cruz y Tehuantepec, así como los pescadores y los prestadores de servicios turísticos criticaron además a los alcaldes Gerardo García Henestroza, de este puerto y José Luis Villalobos, de Tehuantepec, ”por su actitud omisa ante la gravedad de esta situación, que quedará registrada en la historia de Salina Cruz, como una de las contaminaciones mas grandes generada por Pemex, y provocada por un derrame de crudo”.

Los afectados con la contaminación pidieron que se les diga y explique ”qué medidas tomará Pemex para mitigar y resarcir los daños ocasionados con esta gran contaminación, porque de no ser así, nos veremos en la penosa necesidad de adoptar otras medidas. Estamos hablando de algo extremadamente serio y grave, que pudiera convertirse en el mayor desastre ecológico en perjuicio de nuestras actividades”.

La monoboya 3, que de acuerdo con Petróleos Mexicanos (Pemex) dejó de operar desde el año 2008, se hundió desde el pasado 11 de agosto frente a las playas de Salinas del Marqués. La oficina de prensa de Pemex había informado que había controlado el derrame de mil litros de crudo, sin embargo, las manchas negras, viscosas y con olor a petróleo se extienden en las playas y profundidades y superficie del mar.

Las comunidades directamente afectadas exigieron a las autoridades de la Semar, a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos naturales (Semarnat) y a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) que dejen de hacerse de ”la vista gorda” para que cuantifiquen la dimensión del derrame y sus daños colaterales y apliquen las sanciones que correspondan.

Pidieron al gobierno de Oaxaca, a sus alcaldes y a los diputados locales y federales que digan ”con mucha claridad si les interesa el tema o de plano, si no vamos a contar con ellos, porque pareciera que estuvieran en contubernio con Pemex y que no les importara las consecuencias que está generando este derrame de crudo”.


Comparte esta página