Pemex avanza en renovación de su flota menor.

Petróleos Mexicanos y la Secretaría de Marina (Semar) avanzan en el programa de construcción de remolcadores como parte de la renovación de la flota menor de Pemex. Técnicos de ambas instituciones realizaron un recorrido por los astilleros de la Semar en Coatzacoalcos para supervisar los avances de las obras, así como presenciar el montaje de los motores principales en una de las embarcaciones.

 
El programa de renovación de la flota menor de Pemex abarca 22 nuevas embarcaciones: nueve remolcadores cicloidales y siete azimutales, los cuales se construyen actualmente, así como tres multipropósitos y tres chalanes, en los astilleros de Coatzacoalcos, Veracruz, Salina Cruz, Mazatlán y Guaymas.
 
De igual modo, se realizan las inspecciones correspondientes para los procesos finales y la instalación de equipos menores y tuberías, en tanto se montan los propulsores azimutales y se prosigue con su alineación con las máquinas principales.
 
Asimismo, en los Talleres Navales del Golfo (TNG) también se avanza en la construcción de los remolcadores, realizándose diversos trabajos sobre y bajo cubierta, como son la puesta de barandales, esmerilado, pintado interno de tanques, dando los últimos detalles a la primera embarcación de este lote, la cual se denomina Pemex Tarahumara.
 
Dentro del cuarto de máquinas siguen en proceso trabajos en caliente, puesta de tuberías de aceite y combustible, así como las bancadas de motores principales. En el patio de construcción se encuentra en proceso de erección los bloques del remolcador MJ2-1 y el remolcador MJ2-2 se encuentra en la etapa de armado de bloques.
 
En días pasados, el primer buque armado totalmente en México en los últimos 22 años, y uno de los cuatro remolcadores azimutales del Programa de Renovación de la Flota Menor de Pemex, fue puesto en flotación en las instalaciones del astillero de TNG.  Entre sus funciones están maniobras de remolque en puerto, zonas costeras y en altamar, servicios contra incendios y trabajos anticontaminantes, salvamento y almacenamiento de hidrocarburos.
 
Con el apoyo de la Secretaría de Marina, la construcción de estas naves permitirá la reactivación de la industria naval mexicana.

Comparte esta página